Orgullo Nuevo León

Buscamos resaltar los aspectos positivos de nuestro Estado, así como su historia, cultura y naturaleza. Todo por amor a Nuevo León.

La historia del fraile asesinado en el bosque de La Pastora

fray martin altamirano bosque de la pastora rio la silla

En el bosque de La Pastora, dentro del Parque Río La Silla, existe un monumento que pasa desapercibido para muchos de los paseantes y que pocos saben de su existencia: se trata del monumento en honor a Fray Martín Altamirano.

Pero, ¿quién fue él y por qué justo en ese lugar se erigió ese memorial?

martin altamirano monumento

¿Quién fue Martín Altamirano?

Él fue un fraile de la orden franciscana que llegó a Monterrey entre 1602 y 1603, procedente de Zacatecas.

Su misión era la de expandir la evangelización a los nativos de estas tierras y vaya que desde que llegó trabajó incansablemente para cumplir con su vocación.

Templo de San Francisco y Convento de San Andrés
Templo de San Francisco y Convento de San Andrés

Hay quien le adjudica la creación del Convento de San Andrés y Templo de San Francisco, aunque existen hipótesis contrarias al respecto.

Pero lo que es innegable es que fue un personaje importante para el desarrollo de Monterrey en aquellos años difíciles.

Su triste final

martin altamirano monumento 2

Sin embargo, su fervor y su misión cristiana lo llevaron a un terrible final. Y es que el fraile acostumbraba a recorrer montes, bosques y montañas en busca de nativos para acercarlos al cristianismo.

Mientras hacía un recorrido por las faldas del Cerro de la Silla, fue capturado por un grupo de nativos.

Altamirano intentó dialogar con ellos para explicarles sus buenas intensiones, pero fue visto como una amenaza y por ese motivo fue amarrado a un árbol y asesinado a flechazos (que quede claro que en este texto no se busca hacer un juicio sobre este hecho).

Para conmemorar su sacrificio, los Caballeros de Colón decidieron en 1926 colocar un monumento justo en el punto en que Altamirano fue asesinado.

martin altamirano monumento 2

Es un memorial de piedra en el que se lee:

«Al apóstol de la fe y valiente heraldo de la civilización cristiana Fr. Martín Altamirano que cruelmente atormentado mientras ejercía su noble misión en este paraje sucumbió gloriosamente, el año de MDCVI (1606). La Orden de Calleros de Colon Reconocida».

Te recomendamos: El ojo de agua de San Diego de Lampazos Naranjo

Polémica

Ahora bien, hay otras versiones sobre el lugar exacto de la muerte de Altamirano.

Armando Fuentes menciona que el historiador Alonso de León apuntó que el hecho habría ocurrido en lo que actualmente es Monclova y que Alessio Robles señala que el hecho se habría dado en el río Nadadores.

Sea cual sea la verdad, lo que es importante es abrir los ojos y darnos cuenta que los vestigios de nuestro pasado están a nuestro alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *