La historia de Fundidora de Monterrey

La Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey surgió el 5 de mayo 1900, convirtiéndose en la primera siderúrgica de América Latina.

0
1202
historia de Fundidora de monterrey fundacion 1900

El nacimiento de Fundidora Monterrey

fundidora.monterrey-1

Tras varias semanas de planeación y gestiones, el 5 de mayo de 1900 se fundó la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey.

Don Vicente Ferrara fue el empresario que arrancó con los esfuerzos para lograr la consumación de este ambicioso proyecto, yendo de la mano de otros inversionistas como lo fueron Antonio Basagoiti, Eugenio Kelly y León Signoret.

fundidora monterrey

Así nació la primera siderúrgica de Latinoamérica.

El impactante crecimiento de Fundidora

Los primeros años fueron difíciles, pues el levantamiento de una compañía de este tipo no era poca cosa.

Las primeras problemáticas que se presentaron fueron la falta de equipo y de personal capacitado.

Para ello se recurrió a personal extranjero con experiencia en la materia, quienes capacitaron a los trabajadores mexicanos.

De igual forma se fue adquiriendo equipo y maquinaria, incluso en 1903 se levantó el Horno Alto 1, el primero en su tipo en América Latina.

En esta compañía se producía acero, piezas de maquinaria, columnas de fierro, piezas de ferrocarril y para la construcción de estructuras, entre otros productos.

fundidora6

Sin embargo, a pesar de las acciones de los empresarios y del esfuerzo de los trabajadores, las cosas seguían siendo difíciles en materia económica.

Una de las acciones que cambiaron el rumbo de la empresa fue la llegada de Don Adolfo Prieto en 1907, quien contribuyó al crecimiento productivo y comercial de la Fundidora de Monterrey.

fundidora-10

A partir de ahí la empresa se fue hacia arriba de manera sostenida. No solo vendía sus productos en el mercado nacional, sino que también exportaba a varios países del mundo.

Sobrevivió a la REvolución Mexicana, a las crisis económicas y políticas, gracias a acertadas estrategias comerciales, visión empresarial y a la tenacidad de sus trabajadores.

fundidora.10

Ejemplo de esto fue el levantamiento del segundo Horno Alto en 1943, la compra e instalación del Molino Lewis en 1956, los B.O.F, a mediados de los 70’s y en general la modernización de instalaciones y equipo, gracias a lo cual se amplió de gran manera la producción.

La empresa creó para los trabajadores la Colonia Acero, la cual se ubica cerca del perímetro de la compañía, así como la Escuela Acero en donde recibieron su educación los hijos de los empleados. También contaban con una maternidad e instalaciones deportivas.

Te puede interesar: Las obras de Alfred Giles en Monterrey

El acero de Fundidora de Monterrey

monumento-a-la-revolucion-en-construccion-fundidora

El acero de Fundidora se utilizó para la construcción del Monumento a la Revolución de la CDMX, la Cámara de Diputados, varias estructuras de Ferrocarriles, El edificio La Nacional, la antigua Escuela Industrial Álvaro Obregón, hoy instalación de la Prepa 3 de la UANL, entre otras construcciones importantes.

Fuente de empleo de miles de regiomontanos

Por las filas de esta empresa pasaron miles de regiomontanos y de trabajadores de otras partes del país.

Había varias familias trabajando en los diversos departamentos de la compañía, padres, hijos y hermanos.

Ahí se tejieron grandes amistades y lazos de camaradería.

Incluso era y sigue siendo común que en la calle se encuentren extrabajadores y se den un fuerte abrazo y recuerden aquellos momentos de arduo trabajo en La Maestranza.

Te puede interesar: La triste historia de amor del Gral. Zaragoza y una regiomontana

Por desgracia hubo muchos accidentes, muchos de ellos fatales, uno de los más recordados fue el de el 20 de noviembre de 1971.

Te recomendamos: ¡El regiomontano Isaac Alarcón se va a la NFL!

El triste final de Fundidora

Desafortundamente la Fundidora Monterrey llegó a su fin el 10 de mayo de 1986, dejando en la incertidumbre a miles de familias.

Malos manejos administrativos, crisis económicas, conflictos sindicales y problemas laborales llevaron a la empresa a la bancarrota.

El golpe fue duro. Los extrabajadores sufrieron una especia de «veto» y tardaron años en reponerse económica y laboralmente de esta situación.

Años después surgió el proyecto del Parque Fundidora y se le cambió la cara al enorme terreno, pero esa es otra historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí