La cuesta de Mamulique

0
47
cuesta-mamulique

Este tramo de la carretera Monterrey-Laredo destaca por su belleza y los numerosos accidentes que aquí se registran.

Sin duda alguna una de las rutas más transitadas de Nuevo León es la que recorre desde la ciudad de Monterrey hasta la ciudad de Nuevo Laredo, pues es la principal conexión entre nuestra capital y los Estados Unidos.

Millones de vehículos utilizan las dos vías que conforman esta ruta: la carretera federal libre México 85 y la autopista de cuota México 85.

Es a la altura del kilómetro 63 dónde se encuentra uno de los tramos más reconocidos de esta vía: la cuesta de Mamulique.

cuesta de mamulique

Te puede interesar: El destino del Padre Mier: ¿convertido en una momia viajera?

Desde que tengo memoria he transitado por esta ruta para ir de visita al vecino país, en otras ocasiones para pasar el fin de semana en el municipio de Sabinas Hidalgo.

Siendo chico me maravillaba este punto, pues podía admirar la belleza de las montañas que conforman la Sierra de Picachos. Sinceramente, es un sentimiento que sigo experimentando aún siendo un adulto.

Una de las cosas más interesantes es ver la antigua carretera que cruzaba el lugar, la cual fue clausurada a mediados de la década de 1960 para dar lugar a las dos vías que se utilizan hasta el día de hoy.

Con solo mirarla uno se puede imaginar cuán peligroso era ese antiguo tramo carretero que serpentea por la orilla de la montaña. Los vehículos tenían que disminuir la velocidad para evitar accidentes, que solían ocurrir muy seguido, gran parte de ellos eran fatales, pues muchos vehículos cayeron por los barrancos durante su paso.

cuesta mamulique

Te puede interesar: Los “tamborileros” de Linares

Algunas personas solían marearse cuando pasaban por la cuesta, por ello decía que era bueno llevar un limón consigo, pues se decía que este fruto servía como un buen remedio para los mareos.

Cuando se inauguraron las nuevas vías, muchos esperaban que los accidentes disminuyeran considerablemente, pero esto parece no haber sido así, ya que se siguen suscitando muchos.

Deslaves, exceso de velocidad, poca visibilidad por los bancos de neblina y el cada vez mayor flujo de vehículos son algunas de las causas.

cuesta de mamulique 2

Así suelen ser la gran mayoría de las rutas que atraviesan montañas, nos regalan grandes espectáculos visuales a cambio de algo de riesgo.

¿Y tú tienes alguna anécdota ocurrida en este punto? Te invito a que la compartas con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí