Orgullo Nuevo León
Orgullo Nuevo León » La Alameda de Monterrey y el paso del tiempo

La Alameda de Monterrey y el paso del tiempo

Parque, penitenciaría, zoológico, centro cultural y otros usos ha tenido este parque centenario.

Uno de los centros de convivencia más importantes de Monterrey es la Alameda Mariano Escobedo.

Esta gran plaza – parque se encuentra en el centro de la ciudad, en el cuadrante de las calles Pino Suárez, Aramberri, Villagrán y Washington.

Pero, ¿cómo surgió La Alameda? ¿Siempre fue una plaza? ¿Qué otros usos ha tenido?

El pequeño zoológico que se encontraba en La Alameda.

El inicio de la Alameda

Caballeros cruzando lo que hoy es la avenida Pino Suárez hacia la Alameda, al fondo la antigua Penitenciaría.

La construcción de esta plaza data de 1861, por iniciativa del en ese entonces Gobernador José María Morelos (sí, homónimo del cura libertador).

Aunque hay que mencionar que el terreno que ocupaba en ese entonces era mucho más grande que el actual, pues se extendía desde Washington hasta Espinosa, es decir, 2 cuadras más al norte.

Para 1886 el Gobernador General Bernardo Reyes decide acortar las dimensiones de La Alameda, tal y como ahora la conocemos, una parte de vendió a particulares y la otra se usó para la construcción de una penitenciaría, ¡como lo lee! Ahí estuvo una prisión.

Reyes, personaje muy cercano a Porfirio Díaz, decidió que la plaza se nombrara así: Alameda Porfirio Díaz. El mismo Presidente acudió a este centro de esparcimiento en 1898, hecho que generó gran expectación entre los regiomontanos de la época.

Pronto La Alameda se convirtió en centro neurálgico de la vida social de Monterrey, pues era el centro de esparcimiento ideal para las familias.

En sus pasillos y jardines se montaron ferias, exhibiciones y eventos culturales, incluso se montó hasta un zoológico.

En efecto, La Alameda fue la sede de un pequeño parque zoológico, el cual estuvo funcionando décadas, siendo uno de los principales atractivos del centro de Monterrey.

Pero no solo fue un punto recreativo, este espacio también fue utilizado con fines políticos, como en las movilizaciones revolucionarias, incluyendo varios actos encabezados por don Francisco I. Madero, así como manifestaciones estudiantiles y sindicales.

¿Decadencia de La Alameda?

Hoy La Alameda vive momentos bajos, ya que gran parte de ella ha sido tomada por comerciantes ambulantes, llenando sus pasillos y jardines de basura y suciedad, aunado a esto varios antros y giros negros se han desarrollado alrededor, favoreciendo la presencia de personas en estado inconveniente y delincuentes.

Ojalá pronto resurja el esplendor de este lugar histórico.

Álvaro García

Agrega un comentario

Most popular

Most discussed