Orgullo Nuevo León
Orgullo Nuevo León » La tragedia de Rayados que tal vez no conocías

La tragedia de Rayados que tal vez no conocías

Los Rayados del Monterrey vivieron una verdadera tragedia el 14 de septiembre de 1945: un fatal accidente marcó su debut la Primera División.

Los Rayados del Club de Futbol Monterrey viven actualmente un buen momento, gracias a los logros obtenidos en los últimos años, que van desde lo deportivo hasta lo administrativo, pues son uno de los equipos más poderosos de la Liga Mx.

Pero el inicio de la escuadra albiazul en el balompié nacional no fue fácil, sino al contrario: su debut estuvo marcado por la muerte y la tragedia.

La fatídica noche del 14 de septiembre de 1945

En el año de 1945 se dio el debut del Monterrey en la Liga Mayor de Futbol y las expectativas eran altas, a pesar de que el soccer no era el deporte preferido en la ciudad.

El 14 de septiembre de 1945, el modesto equipo albiazul se dirigía la ciudad de Guadalajara para enfrentarse ante el entrañable equipo Oro de Jalisco.

Esa noche llegaron a una gasolinera en el pueblo de San Juan de los Lagos, lo cual fue aprovechado por varios jugadores para bajar a estirar las piernas o distraerse un poco, mientras que varios más se quedaron dormidos dentro del camión.

«La gasolina no era como ahora que lo pones con la manguera. Antes había que sacarla de un tambo, y vaciarla con jarras de cobre al tanque. Se perdía mucho rato. Mientras cargaba gasolina nos bajamos como ocho a estirar las piernas, y ahí cerca estaba un billar y ahí nos metimos a ver. Otros venían dormidos», narró Arnulfo Avilán, uno de los jugadores de ese plantel.

Minutos después se desató un verdadero infierno: el camión comenzó a incendiarse, luego de que alguien dentro del autobús encendió un cigarro.

«Todo fue porque uno de los que estaba en el camión prendió un cigarro para fumar. Era (Gonzalo) Buenabad. Entonces, donde él prendió el cerillo hubo un flamazo, brilló todo bien feo, y comenzó a quemarse todo. Nosotros nos fuimos a ayudar, pero cuando llegamos ya muchos se estaban saliendo por las ventanas quemándose», recordó con tristeza años después Avilán.

Tras el incendio resultaron lesionados de gravedad el chofer del camión y los jugadores Gilberto Maciel, Evaristo Amezcua, Gonzalo Buenabad y Cocoliso Peralta, Eliseo Olvera, Atanasio Medellín, Enrique Lizano y Guillermo Vidal, estos dos últimos fallecieron en diciembre de ese año, producto de las quemaduras sufridas.

Las consecuencias de la tragedia de Rayados

La Liga Mayor de Futbol se solidarizó con el Monterrey y le prestó jugadores para continuar su actividades en la Liga.

Obviamente la situación deportiva se fue en picada, al igual que las finanzas del Club.

El Monterrey recibió goleadas de “escándalo”, la mayor de todas la histórica de 14-0 contra Veracruz, el marcador más abultado en la historia del balompié nacional.

El equipo regio terminó esa temporada en el último lugar de la tabla, con el lamentable récord de cinco victorias, cuatro empates, 21 derrotas, con 58 goles a favor y 133 en contra.

Monterrey tuvo que desaparecer ante el duro golpe recibido y reapareció en 1960, año desde el cual se ha mantenido en Primera División.

Esta historia resulta tal vez inimaginable para las nuevas generaciones, tomando en cuenta lo poderoso que se ha vuelto el Club regiomontano.

Álvaro García

1 comentario

Most popular

Most discussed